Cristianismo



 


Back Home Up Next


Campaña
Cánticos
Caprichoso
Carácter
Carga
Caridad
Castigo
Caudillos
Cautividad
Ceder
Cena Del Señor
Chismes
Cielo
Codicia
Compañerismo
Compañia Buena
Compañia Mala
Compartir
Compasión
Compensación
Compromiso
Conceptos
Conducta
Confesión
Confiable
Confiando
Confianza
Conocimiento
Conquistar
Consecuencia
Consejo
Consistencia
Contentamiento
Contraste
Conveniencia
Conversión
Convicción
Cooperación
Corazón
Costo
Cristianismo
Críticas
Crucifixión
Cruz
Culpar
Culto
Curación


Lista de ilustraciones sobre el Cristianismo:

  1. ¿PUEDO SER CRISTIANO .... sin unirme a una iglesia?

  2. EL CRISTIANISMO ES MUNDIAL

  3. "EN LA TIERRA PAZ"

  4. CRISTIANISMO: COMPAÑERISMO CON JESUS

  5. HACIENDO HONOR AL NOMBRE

 

¿PUEDO SER CRISTIANO .... sin unirme a una iglesia?

SI, es posible. Pero es como ser ...

  1. ... un estudiante que no asiste a la escuela. 
  2. ... un soldado que no se une al ejército.
  3. ... un ciudadano que no paga impuestos ni vota.
  4. ... un vendedor que no tiene clientes.
  5. ... un explorador sin un campamento de base.
  6. ... un marinero en un barco sin tripulación.
  7. ... un comerciante en una isla desierta.
  8. ... un escritor sin lectores.
  9. ... un padre sin familia.
  10. ... un jugador sin equipo.
  11. ... una abeja sin colmena. 
 
¿Quieres ser un cristiano así?

 

EL CRISTIANISMO ES MUNDIAL

Uno de los primeros cristianos de la ciudad de Neesima, Japón, era un ciudadano de mucha influencia social y por lo mismo era muy conocido. Cuando las autoridades eclesiásticas de la ciudad supieron que ese señor se había convertido al cristianismo aceptando a Cristo como su Salvador, lo citaron para que compareciera ante ellas y les informara si era verdad o no que había convertido. Dicho señor se presentó ante esas autoridades, y en el curso de la conversación uno de los oficiales dijo: "Japón tiene suficientes religiones y no necesita ni una más" El nuevo convertido, sin vacilar contestó: "Si la religión de Confucio es suficiente, ¿por qué no se ha extendido fuera de Japón y de China, siendo que Confusio vivió miles de años antes de Cristo? Y si usted dice que el budismo es suficiente, ¿por qué tampoco ha ido más allá de estos países? Además, si la religión de Cristo es mala, ¿puede usted decirme por qué se ha extendido por casi todo el mundo, no obstante que su fundador la predicó únicamente tres años?

 

"EN LA TIERRA PAZ"

Durante la Segunda Guerra Mundial, un soldado norteamericano que estaba luchando en Nueva Guinea fue dejado por muerto a un lado de la carretera. Pero volvió en sí de su desmayo, y allí quedó esperando la llegada de los soldados japoneses, los cuales, con toda seguridad, lo acabarían. Siendo el joven un creyente, encomendó al Señor su camino y esperó en él.

Poco después vio llegar cuatro soldados japoneses, los cuales, en vez de matarlo, lo sacaron de allí y lo condujeron a otro lado, más cerca de sus compañeros, a la parte opuesta del bosque.

Antes de dejarlo, en un inglés bastante comprensible, le explicaron: --Aquí os halláis casi a salvo. Pronto algunos de los vuestros os auxiliarán. Adiós… Nosotros somos cristianos, y odiamos la guerra.

 

CRISTIANISMO: COMPAÑERISMO CON JESUS

Felipe Brooks nació en Boston el año de 1835, estudió en varias instituciones educativas y en la Universidad de Harvard, se dedicó al ministerio cristiano, y llegó a ser obispo de la Iglesia episcopal. Cierta ocasión un estudiante le preguntó: --¿El compañerismo personal con Jesús es parte del cristianismo: A esto, Brooks, sin vacilar, contestó: --El cristianismo es precisamente el compañerismo personal con Jesús; y esto es lo que constituye la diferencia entre la religión que enseña la Biblia y las otras religiones. Una persona es cristiana según el conocimiento que tenga de Jesús.

La respuesta que dio Felipe Brooks fue el eco de las palabras que el Señor Jesús pronunció en su corazón intercesora: "Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado".

 

HACIENDO HONOR AL NOMBRE

Alejandro el Grande tenía en su ejército a un soldado que era cobarde, el cual se llamaba también Alejandro; y una vez el Rey le dijo: "¡Cámbiate el nombre, o pórtate como un Alejandro!."

Todos los que se dicen cristianos deben portarse como soldados de Jesucristo: fieles a él, imitándolo, obedeciéndolo, siguiéndolo… o cámbiense el nombre por otro cualquiera; pero no digan que son cristianos.