Conveniencia


 


Back Home Up Next


Campaña
Cánticos
Caprichoso
Carácter
Carga
Caridad
Castigo
Caudillos
Cautividad
Ceder
Cena Del Señor
Chismes
Cielo
Codicia
Compañerismo
Compañia Buena
Compañia Mala
Compartir
Compasión
Compensación
Compromiso
Conceptos
Conducta
Confesión
Confiable
Confiando
Confianza
Conocimiento
Conquistar
Consecuencia
Consejo
Consistencia
Contentamiento
Contraste
Conveniencia
Conversión
Convicción
Cooperación
Corazón
Costo
Cristianismo
Críticas
Crucifixión
Cruz
Culpar
Culto
Curación


Lista de ilustraciones sobre la Conveniencia:

  1. La rana del pantano y la del camino

  2. CABALLO CATÓLICO

 

La rana del pantano y la del camino

Vivía una rana felizmente en un pantano profundo, alejado del camino, mientras su vecina vivía muy orgullosa en una charca al centro del camino.

La del pantano le insistía a su amiga que se fuera a vivir al lado de ella, alejada del camino; que allí estaría mejor y más segura.

Pero no se dejó convencer, diciendo que le era muy difícil abandonar una morada donde ya estaba establecida y satisfecha.

Y sucedió que un día pasó por el camino, sobre la charca, un carretón, y aplastó a la pobre rana que no quiso aceptar el mudarse.

Si tienes la oportunidad de mejorar tu posición, no la rechaces.

Fábula de Esopo

 

CABALLO CATÓLICO

Un hombre llega muy triste hasta la Iglesia y le dice al cura: "Padrecito, vengo a que me oficie una misa por mi caballo que se murió"; a lo que el cura contesta algo molesto: "Hijo, a los animales no les hacemos misa".

"Pero padrecito, es que yo quería mucho a mi caballo". El cura ya estaba mas molesto y contesta: "Me estás haciendo enojar, yo sería incapaz de cometer semejante sacrilegio contra la santa madre Iglesia católica romana universal. Imagínate lo que pensaría el santo papa si se entera".

Pero le digo que era muy buen caballo, nunca andaba detrás de las yeguas, solo tenía una, no llegaba tarde a casa, y es mas, cuando pasaba frente a la Iglesia, caminaba despacito, despacito, como haciendo reverencia". El cura le grita: "Ya me agotaste la paciencia, lárgate de aquí o te voy a excomulgar".

"Espere padrecito, mi caballo era tan bueno, que ganó muchas carreras, me hizo tan rico, que hasta dejó este millón de pesos para sus misas cuando él muriera". A lo que el cura contesta rápidamente, "Pero hijo, me hubieras dicho desde un principio que tu caballo era católico, pásale pronto, empezaremos de inmediato".

P.D. CUALQUIER PARECIDO CON LA VIDA REAL, ES PURA COINCIDENCIA.

Pastor Bernabé Sánchez – Torreón, Coahuila, México