Aplicación (Mala)



 


Back Home Up Next


Abandono
Abnegación
Aborto
Abuso
Accidente
Aceptación
Actitud
Actividad
Acusación
Admiración
Adopción
Adulación
Adversario
Adversidad
Advertencia
Agradecimiento
Agua Inagotable
Águila
Ajustamiento
Alabanza
Alcohol
Alegria
Aliados
Aliento
Alimento Espiritual
Amargura
Amigo
Amistad
Amonestación
Amor
Analizar
Ancianos
Anhelos
Ánimo
Anuncio
Apariencias Falsas
Apatía
Aplicación (Buena)
Aplicación (Mala)
Apreciar
Arrebatamiento
Arrepentimiento
Asistencia
Asociaciones
Astucia
Ateísmo
Avaricia
Aves
Avivamiento
Ayuda
Ayuno

 

PERFECTO MENSAJE PARA EL OTRO

Se cuenta de un pastor bautista, como hay muchos, que estaba cansado de la costumbre de una de sus miembros, porque al final de cada culto, pasaba a felicitarlo por su sermón, diciéndole:" Excelente mensaje pastor, justamente era lo necesitaban los Martínez."

Al otro domingo le decía: "Buen mensaje Pastor, espero que los Perez ya entiendan". Y este pastor se esforzaba cada día mas, por ver si esta mujer se daba cuenta que los mensajes eran especialmente para ella, pero siempre pasaba lo mismo; siempre los aplicaba a otros.

Hasta que un día después de mucho pensar en como hacerlo, el pastor citó a esta mujer en el templo, y al llegar, le dijo que lo esperara mientras terminaba de practicar su mensaje para el próximo domingo. Ella aceptó, y el pastor predicó con todas sus fuerzas un sermón dedicado exclusivamente para ella; había investigado toda la vida de ella y sus problemas personales, sus pecados favoritos, todo, absolutamente todo.

Al estar predicando, el pastor veía que esta mujer ponía mucha atención a sus palabras, y movía la cabeza en señal de aprobación, a pesar de que duró mas de una hora en la predicación.

Al terminar vio que la mujer tenía tristeza y preocupación en su cara, y pensó el pastor:" Realmente le llegó el mensaje a ella, ni como escaparse esta vez. Al ver que ella no iba a felicitarlo esta vez, ël preguntó: ¿Qué le pareció el Mensaje? entonces ella responde: Excelente, pero lastima que no invitó usted a los Hernández y a los López, a ellos si que les hace falta escuchar algo así.

Creo que en ocasiones así son muchos de los miembros de nuestras iglesias, aplican a todos nuestras predicaciones, menos a ellos mismos.

Pastor Bernabé Sánchez - Torreón, Coahuila, México