Anhelos



 


Back Home Up Next


Abandono
Abnegación
Aborto
Abuso
Accidente
Aceptación
Actitud
Actividad
Acusación
Admiración
Adopción
Adulación
Adversario
Adversidad
Advertencia
Agradecimiento
Agua Inagotable
Águila
Ajustamiento
Alabanza
Alcohol
Alegria
Aliados
Aliento
Alimento Espiritual
Amargura
Amigo
Amistad
Amonestación
Amor
Analizar
Ancianos
Anhelos
Ánimo
Anuncio
Apariencias Falsas
Apatía
Aplicación (Buena)
Aplicación (Mala)
Apreciar
Arrebatamiento
Arrepentimiento
Asistencia
Asociaciones
Astucia
Ateísmo
Avaricia
Aves
Avivamiento
Ayuda
Ayuno

 

CUANDO SEA GRANDE

Mamá, cuando yo sea grande, voy hacer una escalera tan alta que llegue al cielo para ir a coger estrellas. Me llenaré los bolsillos de estrellas y de cometas, y bajaré a repartirlas a los chicos de la escuela. Pero a ti voy a traerte, mamita, la luna llena, para que alumbres la casa sin gastar en luz eléctrica.

 

AFINEMOS NUESTROS OIDOS

Cierta niñita fue a visitar a su tía, que vivía en otra provincia. Un día ésta la encontró llorando. ¿Qué te pasa, querida? Le preguntó. Tengo hambre, nada más respondió la niña. No necesitas pasar hambre en la casa de tu tía contesto ella.

A los pocos segundos volvió con una taza de leche y pan. No tengo hambre de estas cosas dijo la niña, si no de oír decir a mamita: "Ven preciosa, un beso para mamita." ¡Pobre pequeña nostálgica! Sus oídos estaban acostumbrados a los dulces tonos de la voz de la madre, y ninguna otra cosa la satisfacía.

Adiestremos nuestros oídos hasta que respondan claramente a lo puro, a lo dulce, a lo hermoso y sean sordos a los sonidos duros, bajos y vulgares. Y Dios nos ayudará a mantener nuestra vida a tono con la suya.