Amargura



 


Back Home Up Next


Abandono
Abnegación
Aborto
Abuso
Accidente
Aceptación
Actitud
Actividad
Acusación
Admiración
Adopción
Adulación
Adversario
Adversidad
Advertencia
Agradecimiento
Agua Inagotable
Águila
Ajustamiento
Alabanza
Alcohol
Alegria
Aliados
Aliento
Alimento Espiritual
Amargura
Amigo
Amistad
Amonestación
Amor
Analizar
Ancianos
Anhelos
Ánimo
Anuncio
Apariencias Falsas
Apatía
Aplicación (Buena)
Aplicación (Mala)
Apreciar
Arrebatamiento
Arrepentimiento
Asistencia
Asociaciones
Astucia
Ateísmo
Avaricia
Aves
Avivamiento
Ayuda
Ayuno

 
Lista de Ilustraciones sobre el Amargura:

  1. CARGANDO EL PASADO

  2.  SOLO UNO

  3.  LA AMARGURA DE SIGMUND FREUD

  4.  AMARGURA HACIA LA PERSONA INCORRECTA

 

CARGANDO EL PASADO

Un día dos monjes iban caminando por el campo. Iban camino a otro pueblo para ayudar a traer la cosecha. Mientras caminaban, espiaron a una mujer que estaba sentada en la orilla del río. Ella estaba enojada porque no había un puente, y ella no podía cruzar al otro lado. El primer monje ofreció amablemente, "Si quieres te podemos cargar hasta el otro lado del río" "Gracias" contestó ella, aceptando su ayuda. Así que los dos hombres juntaron sus manos, la levantaron entre los dos y la cargaron hasta el otro lado del río. Cuando llegaron al otro lado, la bajaron y ella siguió su camino.

Después de que los monjes caminaron otro tramo, el segundo monje empezó a quejarse. "Mira mi ropa," dijo, "Esta toda sucia por haber cruzado a esa mujer por el río. Y mi espalda todavía me duele por haberla cargado. Siento que se me esta acalambrando." El primer monje simplemente sonrió y asintió con su cabeza.

Un poco más adelante, el segundo monje se quejó otra vez, "Mi espalda me duele tanto, y todo es porque tuvimos que cargar a esa loca mujer para cruzar el río! No puedo seguir adelante por el dolor." El primer monje miró a su compañero, que ya estaba tirado en el suelo quejándose y le dijo "¿Te has preguntado porqué yo no me estoy quejando?" "Tu espalda te duele porque todavía estás cargando a la mujer. Pero yo ya la bajé varios metros atrás."

Así es como somos muchos de nosotros cuando tratamos con nuestras familias. Somos como el segundo monje que no lo puede dejar ir. Queremos hacerles saber el dolor que todavía sentimos por algo que ellos hicieron en el pasado. Cada vez que podemos se los tratamos de recordar. – Dr. Anthony T. Evans, Guiando a tu familia en un mundo mal aconsejado.

 

SOLO UNO

El último día del año en un club de Londres, Symour Hicks le pidió al dramaturgo británico Frederick Lonsdale que se reconciliara con un viejo amigo. Los dos habían tenido una disputa en el pasado que nunca arreglaron. "Tu debes" Le dijo Hicks a Lonsdale. "Es de muy mal gusto ser poco amistoso en estas épocas del año. Ve y deséale un Feliz año nuevo" Así que Lonsdale cruzó el cuarto y le habló a su enemigo. " Te deseo un Feliz año nuevo," dijo, "pero sólo uno".   

Hoy en el mundo, Julio 5,1993

 

LA AMARGURA DE SIGMUND FREUD

Armand M. Nicholi, M.D., Profesor de Psiquiatría en la escuela de medicina de Harvard, explica que Sigmund Freud murió a la edad de 83, un hombre amargado y desilusionado. Trágicamente, este físico, una de los pensadores más influenciales de nuestro tiempo, tenía muy poca compasión para la persona común. Freud escribió en 1918, "He encontrado que es muy poco lo bueno que hay en un ser humano. En mi experiencia, la mayoría de ellos son basura, no importa cual sea su creencia etica, o si no tiene creencia alguna." (Veritas Reconsidered, p. 36). Freud murió sin amigos. Es muy bien sabido que el rompió relaciones con cada uno de sus seguidores. El final fue amargo. 

Descubrimientos, Verano 1991, vol 2, No. 3, p.1 Negocio incompleto, Charles Sell, Multonomah, 1989, p. 121 ff

 

AMARGURA HACIA LA PERSONA INCORRECTA

Un hombre en Spokane (Sr. Russell) había hecho los preparativos para que el ministro de la Cuarta Iglesia Memorial oficiara su boda. El día llegó y el ministro nunca llegó. El ministro había mandado una persona en su lugar. El hombre se enojó demasiado y nunca olvidó el incidente. 30 años después Carolina tuvo una venta de garage. Mi mamá estaba ahí ayudando. Un vecino vino y se presentó a si mismo y dijo "Underhill, tienes algún parentezco con un ministro?" " Si, mi esposo es uno" " Así.. pues tengo varias cosas que decirte" Mamá dijo" Adelante, no creo que haya algo que no haya escuchado". " Hace 30 años este ministro se suponía que nos iba a casar…." Y le contó toda la historia. Mamá le preguntó "¿Hace cuanto fue eso?" "30 años" el respondió. "Pues no puedo haber sido mi esposo. Tenemos viviendo aquí 25 años" Por 30 años el Señor Russell había estado amargado hacia la persona incorrecta. John Underhill.