Dios



 


Back Home Up Next


Dar
Deber
Debilidad
Decepción
Decepcionado
Decisión
Dedicación
Defectuoso
Defraudación
Deprimido
Desaliento
Desastre
Descansar
Descubrimientos
Deseos
Desgracia
Designios
Desmayar
Desobediencia
Determinación
Diezmos
Dificultades
Dinero
Dios
Dirección
Discreción
Discimulo
Disputa
Dolor
Dominio Propio
Dormir
Dudas


Lista de ilustraciones sobre Dios:

  1. EL DIOS DE TODAS LAS NACIONES

  2. A DIOS

  3. EL CUIDADO DE DIOS

  4. LA VENTANA DE DIOS

  5. LUIS XIV TRATADO COMO HOMBRE

 

EL DIOS DE TODAS LAS NACIONES

Un solo Dios, una sola raza, una sola ley, un solo destino. Después de la Segunda Guerra Mundial se celebraba una conferencia para afirmar un pacto de paz entre el Japón y los Estado Unidos del Norte. El Señor Dean Atchison, quien presidió la conferencia, la despidió con las siguientes palabras: "Terminó esta conferencia con palabras que en muchos idiomas, en muchas formas, y en muchas religiones, han acarreado consuelo y fortaleza: ‘Y la paz de Dios, que sobrepuja todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros entendimientos en Cristo Jesús’".

 

A DIOS

No hay más que tú: la tierra, el firmamento,
El sol que en anchos mares reverbera
Son, como el hombre y la creación entera,
Ráfagas fugitivas de tu aliento.

De la nada, se alzaron a tu acento
Mil mundos, y publicando en su carrera
Que otros mil y otros mil formar pudiera
Una palabra tuya, un pensamiento.

Doquier contemplo tu insondable ciencia,
Velada en majestad y en amor puro,
Dando esperanzas al mortal poscrito;

Y me pasma que abrace tu existencia
Lo que fue, lo presente, lo futuro,
Y aún más allá…, lo eterno, lo infinito.

 

EL CUIDADO DE DIOS

Se dice que una vez un anciano, fiel siervo del Señor, había llegado hasta el punto de no poder trabajar y tenía que depender de la bondad de otros para vivir. Un día los muchachos pasaron por su casa y escucharon su oración. El hombre estaba pidiendo a Dios que le mandara algo de pan. Los muchachos compraron un poco de pan y subieron al techo de la casa y lo arrojaron para abajo, por la chimenea. Un rato después ellos fueron para burlarse del anciano, y cuando entraron en su cuarto después de saludarlo le preguntaron si Dios le había mandado algo de pan. Les contestó: "Si, Dios siempre me manda lo que necesito aunque tenga que mandarlo por conducto del diablo".

 

LA VENTANA DE DIOS

En el sur de Irlanda hay una Iglesia cuyas ventanas todas tienen vidrieras pintadas, menos una. A través de ella puede verse el más espléndido de los paisajes: un lago profundamente azul, salpicado de verdes islotes y en el fondo, como un telón maravilloso, hilera tras hilera de cerros que la luz tiñe de púrpura. Debajo de la ventana hay esta inscripción: "Los cielos proclaman la gloria de Dios, y el firmamento muestra la obra de sus manos".

 

LUIS XIV TRATADO COMO HOMBRE

El rey Luis XIV de Francia iba a ser sepultado en la Catedral de Nuestra Señora, en París. El templo estaba profusamente decorado. La concurrencia allí reunida representaba a lo más grande de la nobleza que el mundo había visto. El cuerpo del rey muerto estaba ataviado con elegantes, vistosos, finos y ricos vestidos. Los nobles que habían llegado procedentes de lejanos y de cercanos lugares esperaban un grandioso panegírico, como, según ellos, lo merecían la ocasión y el monarca muerto. Sin embargo, quedaron sorprendidos, atónitos, alarmados y pasmados cuando escucharon al predicador decir: "¡Solamente Dios es grande!".

Lo anterior nos hace recordar que Dios, por medio del profeta Oseas, había dicho: "Dios soy, y no hombre; el Santo en medio de Ti…" (Os. 11:9), y el Señor Jesús dijo: "Tuyo es el reino, y el poder, y la gloria" (Mateo 6: 13), y también dijo: "ninguno hay bueno, sino sólo Dios" (Lucas 18:19) y Juan dijo: "Dios es amor" (1Jn.4:6).