Dedicación



 


Back Home Up Next


Dar
Deber
Debilidad
Decepción
Decepcionado
Decisión
Dedicación
Defectuoso
Defraudación
Deprimido
Desaliento
Desastre
Descansar
Descubrimientos
Deseos
Desgracia
Designios
Desmayar
Desobediencia
Determinación
Diezmos
Dificultades
Dinero
Dios
Dirección
Discreción
Discimulo
Disputa
Dolor
Dominio Propio
Dormir
Dudas

 

Lista de Ilustraciones sobre la Dedicación:

  1. LOS GURKHAS Y LOS PARACAÍDAS

  2. GENTE DEDICADA

  3. SACRIFICIO DEMASIADO GRANDE

  4. WILLIAM BORDEN

  5. UN HOMBRE

  6. DARÍA MI VIDA

 

LOS GURKHAS Y LOS PARACAÍDAS

En su libro, "One Crowded Hour" (Una Hora Amontonada), Tim Bowden describe un incidente en Borneo en 1964. Se les pidió a los guerreros de Nepal en Indostán, conocidos como Gurkhas, si estaban dispuestos a brincar desde los aviones al combate en contra de los Indostanos. Los Gurkhas no entendieron exactamente lo que involucraba el hacer esto, pero respondieron con valor que estaban dispuesto. Solo tenían una petición, la cual pidieron rogando que si fuera posible que el avión volara despacito sobre un área encharcada y a una altura no más de 30 metros. Cuando les explicaron que los paracaídas, a esa altura, no tendrían suficiente tiempo para abrirse, los Gurkhas replicaron, "Oye, pues no mencionaron nada de paracaídas".

 

GENTE DEDICADA

"No se necesita de grandes hombres para poder realizar grandes cosas; se necesita solo gente consagrada, dedicada." – Philipps Brooks

 

SACRIFICIO DEMASIADO GRANDE

C.T. Studd, el famoso jugador inglés de cricket y miembro del equipo inglés XI de cricket, entregó por completo su gran riqueza y se hizo misionero hace más de 100 años. Su grito de combate era, "Si Cristo Jesús es Dios, y murió por mí, entonces no hay sacrificio demasiado grande que pueda yo hacerle".

 

WILLIAM BORDEN

En 1912, William Borden, graduado de la Universidad de Yale, dejó la fortuna de una de las familias más ricas de los Estados Unidos para salir como misionero a la China. Viajó solamente hasta Egipto y allí murió de Meningitis cerebral. Murió en sus veintes. Poco antes de morir escribió lo siguiente: "Ninguna reserva, ningún retiro, ningún remordimiento".

 

UN HOMBRE

Cuando D. L. Moody estaba visitando Inglaterra, escuchó a Henry Varley decir, "el mundo aún no ha visto lo que Dios pudiera hacer con un hombre completamente dedicado y consagrado al Espíritu Santo". Mas tarde Moody comentó, "El dijo ‘un hombre’. El NO dijo un ‘gran hombre’ o un ‘hombre educado’ o un ‘hombre rico’. Simplemente dijo ‘un hombre’. Yo soy un hombre y está dentro de el mismo hombre decidir si habrá esa consagración completa o no. Yo intentaré hasta lo máximo ser ese hombre".

 

DARÍA MI VIDA

Una mujer corrió para ver al famoso violinista Fritz Kreisler después de un concierto y lloró diciendo, "Daría mi vida para poder tocar tan maravilloso como tu". Respondió Kreisler, "Yo di la mía." - Bits and Pieces, Vol F, #41