Evangelistas

 
 

Back Home Up Next


Educar
Ejemplo
Ejemplo Malo
Elección
Enemigos
Enfermedad
Engaño
Enseñanzas
Entrega
Envidia
Error
Escuchando
Esperanza
Esperanzado
Esposas
Evaluación
Evangelio
Evangelistas
Evangelización
Evidencias
Excusas
Éxito
Experiencia
Extraño

 

AVIVAMIENTOS

Juan y Carlos Wesley dirigieron un avivamiento cuando la gente de Inglaterra había olvidado a Dios. En el año 1859 hubo un avivamiento en Irlanda que cambió la ciudad de Belfast en "una ciudad de Dios". En los albores nacionales de EE. UU. De N.A., hubo un gran avivamiento dirigido por Jonatán Edwards.

En todos estos avivamientos el espíritu de Dios se manifestó a través de un hombre quien amaba a Dios y quien quería que todas las gentes le amasen y le sirviesen. Las personas se reunían para escuchar la lectura de las leyes divinas al igual que antiguamente escuchaban la lectura que hacía el rey Josías del Libro de la Ley.

 

BILLY GRAHAM

Billy Graham nació en un hogar cristiano en Charlotte, Carolina del Norte, EE. UU. de N.A., en el año 1918. Le gustaban los deportes y soñaba con llegar a ser un jugador profesional de baseball.

Cuando contaba diecisiete años, concurrió en compañía de un amigo, a una reunión de evangelización en la cual predicó Mordecai Ham. Aquella noche se dio cuenta de que algo faltaba en su vida.

A la siguiente noche regresó al lugar donde se estaba celebrando esta serie de reuniones pero esta vez se sentó con el coro, pensando de esta manera esconderse detrás del predicador. No pudo esconderse de Dios. Dios le llamó aquella noche para que rindiese su corazón y vida a él. Los versículos a los cuales dio lectura el doctor Ham son los versículos favoritos del doctor Graham. ¿Te gustaría leer Romanos 10:9, 10?.

Billy Graham ha dirigido series de evangelización en muchas de las principales ciudades del mundo. Probablemente ningún individuo a lo largo de la historia ha predicado a tantas personas o ha guiado a tantas a los pies de Cristo. Antes de dirigirse al lugar donde se celebrará la serie de reuniones, miles de personas por todo el mundo piden que Dios hable por boca de Billy Graham.

La mayor parte del tiempo, el doctor Graham está lejos de su hogar y de los suyos. El siente, al igual que el rey Josías de antaño, que las gentes necesitan oir las leyes de Dios. Al predicar, tiene entre sus manos la Biblia: "En sus páginas se hallan las respuestas a las necesidades humanas más profundas".

Estando en Escocia dirigiendo una campaña, un reportero le hizo la siguiente pregunta: "¿A qué atribuye su éxito?.

"La única explicación que yo puedo dar", contestó Billy Graham, "es a Dios".

Billy Graham ha hecho aquellas cosas que expresa Josué 1:7,8.

 

SIRVIENDO A CRISTO EN EL EMPLEO

El doctor Roberto Andrés Hingson es un ejemplo de cómo se puede ser un fiel creyente en cualquier vocación que uno escoja. Es un médico cristiano, inventor, y profesor de medicina.

El doctor Hingson está realizando una ambición que tuvo sus albores cuando contaba cinco años de edad. Como niño sentía gran respeto por el médico que atendía a su familia. Solía acompañarlo al hacer visitas y tenerle la brida al caballo mientras el médico prestaba sus servicios al paciente.

Nació en Anniston, estado de Alabama, EE.UU. de N.A. al terminar sus estudios secundarios y con la ayuda de una beca, pudo matricularse en la Universidad de Alabama. A pesar de trabajar como camarero y secretario para sufragar sus gastos, Bob prestó sus servicios como presidente de la agrupación estudiantil Bautista. Terminó brillantemente sus estudios en 1935.

Cursando estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad Emory, sufragó sus gastos trabajando como ordenanza, técnico de rayos X, y asistente dietético.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, el doctor Hingson prestó sus servicios al Departamento de Salubridad Pública de los EE. UU. en 1942 cursó estudios especiales de anestesia en la Clínica Mayo. Desde esa fecha ha hecho muchas contribuciones a la ciencia médica. Al presente es profesor de anestesia en la Universidad Western Reserve, Cleveland, Ohio. EE. UU. de N.A.

El doctor Hingson y su familia son miembros activos de la Primera Iglesia Bautista de su ciudad. Tanto él como la señora de Hingson trabajan entre los jóvenes.

Su pastor dice de él: "Quién ocupa lugar tan prominente en su profesión frecuentemente cuenta con escaso tiempo para el trabajo de la iglesia o las cosas del espíritu. Esto no se aplica a Roberto Hingson".

Quizá el secreto de su dinámica vida cristiana está revelado por el pastor que tuviera Bob Hingson durante sus días estudiantiles. La gran decisión que hiciera Bob tuvo por escenario el despacho de este pastor. Cierto día, después de haber orado juntos, Bob dijo: "Dios ha revelado su voluntad para mi vida de manera muy clara. Hoy dedico mi vida, mi profesión, mi tiempo, mis talentos al Señor Jesucristo, a fin de hacer más livianas las agobiantes cargas y mitigar el sufrimiento y la angustia de la humanidad.

 

HOMBRE DE NEGOCIOS EVANGELISTA

Un orador perito, miembro de un equipo de tenis, de gran prestigio entre sus compañeros de estudio, y presidente del cuerpo estudiantil. Eso era Howard E. Butt. De haber visto a Howard E. Butt aquel año escolar en Del Mar Junior College, Corpus Christi, Texas, EE. UU. de N.A. usted hubiera creído que era uno de los jóvenes más felices del mundo. Pero había una cosa que le quitaba la tranquilidad. Era un creyente nominal pero frecuentemente era acosado por dudas acerca de su fe. Esto ocurría durante la Segunda Guerra Mundial.

Cierta noche, un marino que estaba presente en los servicios invitó a Howard para que asistiera a una reunión de oración. No queriendo rechazar la invitación e impresionado por la sinceridad del marinero, Howard lo acompañó. Este amigo, Juan Broger, tuvo una larga conversación con Howard. Una noche le dijo: "¿Cuándo te darás cuenta de que el Señor no quiere tu talento, ni tu dinero, ni tu tiempo? El Señor te quiere a ti".

Cuando Howard Butt tenía diecisiete años de edad hizo pública su decisión de seguir a Cristo. Se dio cuenta entonces de la necesidad que el mundo tenía de Cristo. Comenzó a predicar en reuniones de jóvenes, clínicas médicas, misiones, en una cruzada evangelizadora de Billy Graham en Boston, en todo lugar hacia donde se sentía guiado.

Buscando sinceramente la voluntad divina, sabía con certeza, después de haber cursado estudios universitarios y un año de seminario, que Dios no lo necesitaba como pastor. Dios quería que predicase como hombre de negocios.

Al presente, Howard Buttes vicepresidente de la compañía de su padre, una cadena de más de sesenta tiendas. Una tercera parte de su tiempo lo invierte predicando en reuniones de evangelización, siempre sufragando sus propios gastos. Estos gastos montan a unos 14,000 dólares anuales.

 

TUVO QUE IRSE

En un tranquilo y cómodo hogar de Nueva Inglaterra, allá por el año 1812, vivía una jovencita llamada Melinda Rankin. Desde que aceptara a Cristo, no se hallaba satisfecha en la alegría de este hogar. La embargaba el deseo de hablarles a otros acerca de Jesús.

No fue sino hasta que Melinda contaba veintiocho años que tuvo la oportunidad de salir de su hogar, rumbo al valle del Mississippi como misionera. Era tiempo de guerra y la vida era difícil.

Cuando terminó la guerra con México, los soldados que regresaban contaban de las personas ignorantes dominadas por los sacerdotes. La señorita Rankin se preocupó mucho. Escribió artículos para periódicos y de esta y otras manera intentó interesar a las iglesias y sociedades misioneras. Nadie parecía estar listo para ir al campo. Por fin ella dijo: "Iré yo misma".

Pero México era entonces un estado sin leyes. La señorita Rankin no podía ir allí. En cambio, se estableció cerca de Brownsville, Texas, sobre el río Grande, justamente en la ribera opuesta de Matamoros, México.

No pudo hallar casa. Otras mujeres se hubieran desalentado, pero no así Melinda Rankin. Al fin encontró dos habitaciones que alquiló, una como vivienda personal, la otra para su escuelita.

Fue admirable que, muchas niñas mexicanas asistieran a la escuelita de la señorita Rankin el primer día de clase. Cierto día una señora vino pidiendo cambiar un santo por una Biblia. La señorita Rankin le dio dos Biblias, una de las cuales había de llevar para una amiga de México. Esta fue la primera Biblia que pudo hacer cruzar la frontera. Con la ayuda de la Sociedad Bíblica Americana, pudo enviar centenares de ejemplares a México. Muchos mexicanos llamaban a su puerta, suplicando que les diese un ejemplar del Libro de Dios.

Cuando estalló la guerra civil en EE. UU. de N.A., la señorita Rankin se vio obligada a salir a Texas e ir a México, donde había querido trabajar. Se le rechazó de casa en casa pero con todo pudo establecer la primera misión protestante. El número de convertidos se multiplicó y estos nuevos creyentes iban de casa en casa ansiosos por contarles a otros la historia.

Durante los muchos disturbios y batallas de 1871 ella no sufrió heridas. Cuando se retiró, la iglesia que ella organizó contaba con ciento setenta miembros mexicanos.

Ella fue quien dijo: "La palabra ‘desaliento’ no se encuentra en el diccionario del reino de los cielos".

Como Ester, Melinda Rankin estaba dispuesta a sacrificar sus placeres a fin de poder ayudar a otros.

 

UNA NUEVA LUZ

Quiero contarles acerca de Nobuyoshy Togami. Llamémosle Togami San puesto que así le dicen en el Japón. San es un título empleado muy a menudo salvo para aquellos que tienen títulos especiales como el de "maestro". Togami San oyó hablar acerca de Jesús por primera vez cosa de dos años después de la Segunda Guerra Mundial. Los japoneses eran muy pobres; pero, más que eso, ahora que sabían que el emperador no era dios, no tenían a quién creer. Además, el padre de Togami San había muerto hacía sólo cuatro años. Por supuesto, Togami San no sabía qué hacer.

Después de oir el sermón del doctor Garott, comenzó a asistir a la Iglesia todos los domingos. No había templo pues había sido destruido en la guerra. Los creyentes se reunían en un pequeño hospital cuyo dueño era cristiano. El grupo que conoció Togami San parecía tener esperanza y gozo, los cuales Togami San no había hallado en ninguna otra parte. Todos se llamaban unos a otros "hermana" y "hermano". Después de dos años confesó a Cristo como Salvador. Por el gozo que tenía, las personas comenzaron a decir: "Has cambiado desde que comenzaste a asistir al templo".

No era fácil vivir una vida cristiana. Su familia se quedaba acostada los domingos por la mañana, sin desayunarse hasta las nueve de la mañana. No querían que fuese al templo ni que fuese cristiano. Pero después de aceptar a Cristo, Togami San continuó siendo fiel. Los domingos por la mañana se levantaba más temprano que de costumbre, cumplía con sus responsabilidades hogareñas, y salía de casa a las ocho de la mañana sin desayunarse. Cuando tomó la resolución de dedicar su vida al servicio del Maestro, su familia le suspendió inmediatamente la ayuda económica que le daba para asistir a la escuela. Tuvo que comenzar a trabajar para costearse los estudios.

Por último, la familia de Togami San dijo terminantemente que no se oponían a que trabajase en la iglesia pero que sí se oponía a que asistiera al seminario a fin de vivir en paz con su familia. Pero Dios le ayudó a Togami San en la tarea de guiar a cuatro muchachos más a los pies de Cristo. Después de esta experiencia, se convenció de que debía ir al seminario para prepararse para la obra del Señor. Aunque su familia se enojó mucho, fue al seminario. La beca que obtuvo fue sufragada por una iglesia en los EE. UU. de N. A.

Cierto día Togami San se encontraba tan descorazonado con sus estudios en el seminario que le dijo a su familia que estaba tentado a abandonarlos. Entonces fue su madre quien dijo: "¿Qué ha pasado con la firme resolución que aceptaste aun ante la fuerte oposición de tu familia? Tú escogiste este camino; ahora no puedes desistir. Aunque yo también me opuse, ahora trataré de ayudarte a fin de que llegues a ser un buen pastor" Todavía no es creyente pero con todo, siempre alienta a su hijo. La hermana menor de Togami San se convirtió en 1953 y Togami San continúa orando para que toda su familia llegue a depositar su fe en Cristo Jesús.

 

"¿LO QUE SIENTE USTED?"

La familia del doctor y pastor don Eduardo Besson tenía una vieja cocinera en Neuchatel, Suiza.

Su hijo Pablo, una vez ordenado pastor, cierto día, predicó uno de sus sermones que fue escuchado por la vieja cocinera. Esta, al volver a su casa y haciendo referencia al mismo sermón, le preguntó "¿Lo siente usted?".

Don Pablo, como comúnmente lo llamábamos, el campeón del evangelio de las Repúblicas del Plata, dejó sin respuesta la pregunta que le hiciera la cocinera, se puso de rodillas, y dijo al Señor: "¡Qué razón tenía la cocinera!.

A Don Pablo, como predicador del evangelio, la pregunta "¿Lo siente usted?" le fue como una luz que le sirvió eficazmente en la exposición de sus fogosos y penetrantes mensajes.

"¿Lo siente Usted?" esta pregunta debe resonar continuamente en el fuero íntimo de cada predicador del evangelio, y ocupar un lugar prominente en el corazón y en la mente de cada pastor.

 

GIPSY SMITH ORO POR SU TIO

Una vez había un niño gitano que más tarde llegó a ser el gran evangelista Gipsy Smith. En aquellos tiempos era prohibido que los niños, especialmente entre los gitanos, hablaran a sus mayores cuando éstos no les hablaban. Pues bien, Gipsy se había convertido al evangelio y tenía muchos deseos de que su tío también se convirtiera; pero no sabía cómo hablarle. Por fin el niño decidió orar y pedir a Dios que le ayudara a hablarle a su tío. Pasó el tiempo, Gipsy seguía orando, por fin, un día su tío se fijó en que los pantalones de su sobrino estaban muy gastados, y le dijo: "Gipsy, ¿por qué tus pantalones están casi agujerados de las rodillas y el resto de ellos está en buenas condiciones?" A lo que Gipsy respondió: "Están gastado de las rodillas porque he estado orando mucho tiempo por ti, tío; pues deseo con todo mi corazón que Dios te haga cristiano."

El tío miró con cariño a su sobrino, y poniendo su brazo en los hombros de Gipsy cayó de rodillas aceptando a Cristo como su Salvador.

 

EVANGELIO EN BOTELLAS DE "WHISKEY"

George Philiips ha sido llamado el Pastor Botella debido al esfuerzo que por quince años ha desplegado en la predicación del evangelio por medio de botellas vacías del licor denominado whiskey. Phillips ha recibido centenares de cartas de todo el mundo diciéndole que muchos han logrado ser salvos por los mensajes que se incluyen en cada botella vacía.

Un budista de nombre Timoteo Nakamura, de 21 años, se convirtió por este extraño método. Nakamura fue por un tiempo intérprete de un misionero norteamericano dedicado a la traducción, mas la influencia evangélica anterior no había sido suficiente para hacerlo desistir de su religión y aceptar a Jesucristo.