Salvaciˇn

 
 

Back Home Up Next


Sabidur´┐Ża
Sacrificio
Salvaci´┐Żn
Santidad
Santificar
Satan´┐Żs
Sed
Seguridad
Semejantes
Sermones
Servicio
Servicios
Silencio
Soberbia
Sobornos
Suficiencia
Sufrimiento


Lista de ilustraciones sobre la Salvaci´┐Żn:

  1. ES CUESTI´┐ŻN DE VIDA

  2. LA PAR´┐ŻBOLA DEL RELOJERO

  3. CAMBIOS OBRADOS POR LA VENIDA DEL SALVADOR

 

ES CUESTI´┐ŻN DE VIDA

Una persona cuenta lo siguiente: Durante mis vacaciones estaba yo veraneando en una costa pintoresca cuyas pe´┐Żas ba´┐Żan sus pies en el mar, y ofrecen cuevas preciosas en que puede uno disfrutar a sus anchas, al abrigo del calor, las bellezas y el esplendor del Oc´┐Żano.

Cierto d´┐Ża, absorto en la lectura de un libro, hab´┐Ża permanecido mucho tiempo a la entrada de una de esas cuevas, sin pensar en el flujo de la marea que iba subiendo.  De repente not´┐Ż que era preciso no s´┐Żlo dejar el lugar, sino irme corriendo para librarme de un ba´┐Żo forzoso, y tal vez de ser pasto de los peces. Las puntas diseminadas de la roca iban desapareciendo.  El agua sub´┐Ża r´┐Żpidamente y pronto todo estar´┐Ża cubierto hasta el pie de la larga pared perpendicular de roca, por lo cual era imposible trepar.  No hab´┐Ża que perder un momento y sin vacilar part´┐Ż como una saeta.  Pero acord´┐Żndome de que mi libro hab´┐Ża quedado en la cueva hice alto para volver atr´┐Żs, cuando lleg´┐Ż a mis o´┐Żdos este grito: ´┐ŻCorra usted ´┐Żpor su vida! No hay un instante que perder´┐Ż. Obedec´┐Ż, y dejando mi tesoro corr´┐Ż  otra vez para salvarme.  La lucha contra las olas y la arena inundada empezaba.  El viento soplaba tambi´┐Żn y me daba con fuerza en el rostro.  Mi sombrero se escapaba; maquinalmente trat´┐Ż de asegurarlo en mi cabeza.  La misma voz exclam´┐Ż: ´┐Ż´┐ŻD´┐Żjelo todo! No piense sino en salvar su vida´┐Ż. Lo abandon´┐Ż al viento... Mis botas se iban llenando de agua; se hicieron tan pesadas que me arrastraba en lugar de saltar.  Mis fueras se iban agotando.   M´┐Żs estridente o´┐Ż la voz: ´┐Ż´┐ŻD´┐Żjelas; qu´┐Żteselas!´┐Ż Logr´┐Ż quit´┐Żrmelas, y poni´┐Żndomelas bajo el brazo ech´┐Ż a correr´┐Ż.  ´┐Ż´┐ŻNo! ´┐ŻT´┐Żrelas! Es cuesti´┐Żn de vida!´┐Ż. Las dej´┐Ż caer y segu´┐Ż. Los guijarros no resistir´┐Ża mucho y grite: ´┐Ż´┐ŻQu´┐Ż har´┐Ż?´┐Ż ´┐ŻYa voy´┐Ż, dijo la misma voz, y un brazo robusto cogi´┐Ż el m´┐Żo. El amigo desconocido me ayud´┐Ż y juntos subimos la roca. Pronto me hall´┐Ż en lo alto del pe´┐Żasco respirando con fuerza y considerando el tremendo peligro del que acababa de salvarme; esto me hizo pensar en el peligro de la condenaci´┐Żn divina a que est´┐Żn expuestas nuestras almas.  ´┐ŻQu´┐Ż es menester hacer para salvarme? Creer en Cristo y confiar en Dios.

 

LA PAR´┐ŻBOLA DEL RELOJERO

Si en ti hay algo radicalmente malo, algo que requiere un cambio radical y t´┐Ż no puedes lograr este cambio; y si s´┐Żlo Dios puede hacerlo, s´┐Żguese que: o Dios har´┐Ż esta obra en ti sin tu ayuda, o la har´┐Ż con tu consentimiento.  Y por cierto Dios nunca salva al hombre sin su consentimiento.

El hombre no es una m´┐Żquina. Si tengo un reloj que no marca bien la hora, lo llevo al relojero, en cuyo caso desarma, encuentra la falta y la remedia, siendo el reloj completamente pasivo.  Cualquier otra clase de m´┐Żquina se rapara de la misma manera. Pero el hombre fue hecho a la imagen de Dios, y esta imagen queda en parte en el hombre a´┐Żn despu´┐Żs de la ca´┐Żda, en su poder de pensamiento y en el libre albedr´┐Żo.  Digo con gran reverencia que Dios respeta a las criaturas de su creaci´┐Żn, y en consecuencia de ello no trata a los seres humanos como si fuesen m´┐Żquinas.

El creador respeta la mente, capaz de pensar; el coraz´┐Żn, capaz de amar; la conciencia, capaz de juzgar; la voluntad, capaz de escoger. Por lo tanto nos presenta la salvaci´┐Żn como algo que se puede escoger y aceptar: no la puedes ganar, o conseguir por tu esfuerzo; pero la puedes tomar por fe; y nunca ser´┐Ż tuya si no la tomas as´┐Ż.

 

CAMBIOS OBRADOS POR LA VENIDA DEL SALVADOR

Cuando en 1885 se celebr´┐Ż el jubileo de una de las misiones inglesas en las islas Fiji, el Reverendo James Calvert dijo que al principio de esos cincuenta a´┐Żos no hab´┐Ża ni un solo cristiano en todas las islas Fiji, pero que para esa fecha, (1885) no quedaba ni un solo pagano.  No solamente se hab´┐Ża extinguido el canibalismo, sino que hab´┐Żan desaparecido otras costumbres crueles y b´┐Żrbaras.

El doctor D. Coe Love, que hace poco se retir´┐Ż despu´┐Żs de trabajar cuarenta a´┐Żos como misionero en Camer´┐Żn, ´┐Żfrica Occidental, dice: ´┐ŻHemos visto cambios tremendos en la vida de los hombres y de las mujeres. En la actualidad cuando muere alguna persona en el barrio los que se re´┐Żnen cantan himnos sagrados, leen las Escrituras y oran, lo cual es completamente diferente de lo que hac´┐Żan antes, pues lloraban y gritaban y se revolcaban en la tierra y en la ceniza y torturaban a las mujeres por causa de una muerte.

´┐ŻEn la actualidad los hombres cultivan caf´┐Ż, cacao, palmas, y trabajan en las oficinas y en otras avenidas de servicio y no dedican su tiempo a estar sentados y platicando todo el d´┐Ża comprando y vendiendo mujeres.  Estos y otros cambios se deben al hecho de que Cristo, el Salvador de los hombres, ha sido recibido por estas gentes.  Cristo es el que cambia a las personas, pues hace que los hombres y las mujeres nazcan de nuevo.