Paz

 
 

Back Home Up Next


Paciencia
Padres
Palabras
Parábola
Pastor
Patriotismo
Paz
Pecado
Pecador
Peligro
Percepción
Perdido
Perdón
Persecución
Persistencia
Petición
Pleitos
Poder
Precaución
Predicación
Prejuicio
Preocupación
Preparación
Prepotencia
Privilegio
Profecía Falsa
Promesas
Protección
Providencia
Pruebas
Purificación


Lista de ilustraciones sobre la Paz:

  1. ESTADÍSTICAS

  2. ¿AUSENCIA DEL PROBLEMAS?

  3. CUADRO PERFECTO DE PAZ

  4. TRANQUILO ESPERANDO SU MUERTE

  5. ¿COMO PUEDEN LAS IGLESIAS CRISTIANAS PROMOVER LA PAZ?

  6. LA PAZ DE DIOS

 

ESTADÍSTICAS

Un antiguo presidente de la Academia Noruega de Ciencias y Histórianos de Inglaterra, Egipto, Alemania e India han sacado una información asombrosa:  Desde 3,600 años Antes de Cristo, el mundo ha conocido solo 292 años de paz.  Durante este período han observado 14,351 guerras, grandes y pequeñas, en donde un total de 3.64 mil millones de personas han sido matados.  El valor de la propiedad destruida pagaría por una cinta de oro que correría alrededor del mundo entero con una medida de 156.43 kilómetros de ancho y 1,005.84 cm de grueso.  Desde el año 650 antes de Cristo se ha observado 1,656 carreras de armamentos, solo 16 de ellas no terminaron en guerra.  Las demás terminaron en un colapso económico de los países involucrados.  Fuente Desconocida

 

¿AUSENCIA DEL PROBLEMAS?

La paz que Jesús ofrece no es ausencia de problemas, sino es la confianza de que Él siempre está a tu lado.  Fuente Desconocida

 

CUADRO PERFECTO DE PAZ

Hace mucho tiempo un hombre buscaba el cuadro perfecto de paz. No encontrando uno que le satisfaciera, anunció un concurso para producir esta obra maestra. El reto movió la imaginación de artistas por todos lados, y los cuadros empezaron a llegar desde todas partes.

Finalmente el gran día de revelación llegó. Los jueces descubrían los cuadros de paz uno tras otro, mientras que los observadores aplaudían y gritaban de alegría.

Las tensiones aumentaban. Solo quedaban dos cuadros por descubrir. Mientras un juez quitaba la cubierta de uno, un gran silencio cayó sobre la multitud. Un lago suave como espejo reflejaba el verde ramaje bajo la suave sombra del cielo al atardecer. A lo largo de las verdes orillas, un rebaño de ovejas se alimentaban sin disturbio. Seguramente este cuadro era el ganador.

El hombre con la visión descubrió el segundo cuadro él mismo, y la multitud se quedó sorprendida. Podría esto ser la paz?

Una tumultuosa cascada de aguas corría a través de un rocoso precipicio, la gente casi podía sentir el frío y penetrante rocío. Nubes grises de tormenta amenazaban y estaban listas para explotar con rayos, viento y lluvia. En medio de los truenos y el frío amargo, un árbol quedaba pegado a las rocas colgado a la orilla de la cascada. Una de sus ramas se estiraba justamente en frente de las aguas torrenciales como si neciamente buscara experimentar su poder total.

Un pajarito había construido un nido en el codo de la rama. Contento y sin disturbio en sus alrededores de tormenta, ella descansaba sobre sus huevitos. Con sus ojos cerrados y sus alas listas para proteger a sus pequeños, manifestaba paz que trasciendo a cualquier tumulto terrenal.

Una colección del Rey Berit Kjos. Páginas 45-46.

 

TRANQUILO ESPERANDO SU MUERTE

En 1555 Nicholás Ridley fue quemado vivo debido a su testimonio de Cristo. La noche anterior a su ejecución, su hermano ofreció quedarse con el en la prisióñ para serle de asistencia y consuelo. Nicholás rechazó su oferta y recalcó que él se iba ir a la cama y dormir tan tranquilamente como siempre lo había hecho en su vida. Porque conocía la paz de Dios, el podía descansar en la fortaleza de los brazos eternos de su Señor para satisfacer su necesidad.

 

¿COMO PUEDEN LAS IGLESIAS CRISTIANAS PROMOVER LA PAZ?

Al mismo tiempo que de la oración, hay que depender de la educación, enseñando a los niños que no sólo deben amar a su país, sino también a los demás países del mundo; “hay que infundirles el entusiasmo de hacer tan grande su nación, que todos los demás la amen en vez de temerla y aprendan de ella la generosidad y la cortesía hacia las naciones más débiles”.  Esta labor debe empezar con los niños pequeños y seguir con los jóvenes y con todos; así se hará ambiente contra la guerra y en favor de la paz.

 

LA PAZ DE DIOS

--Usted se está muriendo –dijo el doctor.  Al escuchar esto, la cristiana moribunda sonrió.

--Usted se muere: ¿Ha hecho usted la paz con Dios?.

--No doctor, no la he hecho.

--Entonces le suplico que no la retarde más.

--Yo no puedo hacer mi paz con Dios; además, ya es tarde.

--No, no –dijo el doctor—no es tarde; es posible que viva usted aún dos horas.

La enferma guardó silencio un momento; luego, fijando la vista en el doctor, dijo pausada y lentamente:

--Hace más de diecinueve siglos que Cristo hizo la paz por la sangre de su cruz y hace algunos años lo acepté como mi Salvador, y desde entonces he gozado la gloriosa paz que él da a los que en él confían.

Después de una pausa añadió:

--Doctor, ¿Tiene usted paz?

¡Qué diferencia entre intentar hacer la paz con Dios y el haberla hecho él mismo por nosotros! ¡Cosa terrible es el hallarse sobre el lecho de la muerte atormentado por el deseo de hacer la paz con Dios, por otro lado, ¡qué felicidad es la de poder descansar en Jesucristo mismo, como lo hacía esta mujer cristiana!