Ignorancia

 
 

Back Home Up Next


Idolaría
Ídolos
Iglesia
Ignorancia
Igualdad
Imitar
Impiedad
Impreparado
Imprudencia
Incomodar
Inconcluso
Incorruptible
Incredulidad
Indeciso
Indicaciones
Indiferencia
Inexperiencia
Influencia
Ingratitud
Insensato
Insistencia
Inspiración
Intercesión
Interés
Ironía
Irreligioso

 

Lista de Ilustraciones sobre la Ignorancia:

  1. LA HISTORIA ABATE AL ALTIVO URBANO VIII

  2. AMOR PARA LAS BESTIAS Y NO PARA LOS NIÑOS

 

LA HISTORIA ABATE AL ALTIVO URBANO VIII

En el año de 1633 el Papa Urbano VIII, quien pretendía ser el sapientísimo e infalible vicario de Cristo, haciendo alarde de su "sabiduría" mandó encarcelar a Galileo porque éste enseñaba que la tierra giraba sobre sí misma y a la vez alrededor del sol. Al gran Galileo, para salvarle la vida después de haber sufrido durante muchos, muchos meses en los calabozos de la Inquisición, se le hizo salir, con la creencia de los inquisidores, de que la prisión había quebrantado la fe de él en las "herejías" que había estado enseñando. Pero como se viera que Galileo aún conservaba las ideas que antes había expuesto, el Papa lo mandó a la cámara del tormento, donde el pobre anciano sufrió muchas veces, con estoicismo, el suplicio de la cuerda. Al fin, quebrantado y vencido por los sufrimientos físicos y morales, fue obligado a abjurar en esta forma: "Yo, Galileo, a los setenta años de edad, arrodillado ante sus eminencias y teniendo ante mis ojos los Santos Evangelios que toco con mis propias manos, abjuro, detesto y maldigo el error y la herejía del movimiento de la tierra".

La justicia Divina y la sabiduría que Dios ha transmitido a los hombres, han exaltado a Galileo colocándolo entre los sabios más ilustres que el mundo ha conocido, y han humillado al altivo Papa Urbano VIII colocándolo entre los hombres más presuntuosos e ignorantes de la tierra.

 

AMOR PARA LAS BESTIAS Y NO PARA LOS NIÑOS

Entre los paganos no se toman ningunas precauciones para proteger a los pobres y a los necesitados. "En un lugar de la India había un indio fanático que en su taller tenía colgada una caja, en la cual estaban escritas, en su dialecto, unas palabras que, traducidas, decían esto: ‘Fondo para Alimentar a las Vacas’. El dinero reunido allí se usaba para alimentar a las vacas que por estar demasiado débiles no podían trabajar, o a las que habían sido compradas de los carniceros mahometanos. Se le preguntó a ese indio cómo eran atendidos sus niños huérfanos, a lo cual él respondió: ‘¿Porque hemos de alimentarlos y sostenerlos? Deben de haber hecho alguna cosa muy mala en su vida anterior.’"

¿Verdad que mucha gente necesita el evangelio?